30 abr. 2013

Apaga ese motor en movimiento (per Ainhoa Rebolledo)



Odiaré muchísimo a todos mis amigos que, el primer fin de semana de mayo, vengan al festival Primera Persona y no se queden a verme. Mi nombre sale en el cartel ahí, pequeñito al fondo a la izquierda, como las cosas importantes, como los baños en los bares. Lo bueno del festival Primera Persona es que es para todos los públicos (que no “para toda la familia”, eufemismo de “infantil”) y todos, amigos y desconocidos, vendrán a picotear un poco de todo, de música, literatura y que por favor, que la cerveza sea barata.

A mí, que me podrían haber puesto a bailar, me van a poner a hablar en la parte de los “DIETARIS” -con mayúsculas, con Manuel Jabois, Isabel Sucunza, Federico Montalbán, y Patxi Irurzun- y espero que todo sea tranquilito y bien porque no quiero jaleos ni personas en el público gritando “toca Helter Skelter” o “¡Toca la del anuncio!” o “¡Esto ya lo pintó Hematocrítico!” como hago yo cuando voy a ver un concierto a una sala de conciertos o un cuadro a una sala de cuadros. [Hace unas semanas estuve en el Kosmópolis del CCCB y, mientras Jordi Carrión y Nacho Vigalondo proyectaban videos y mantenían una batalla de series y películas de ciencia-ficción en plan guerra coreana -te-provoco-pero-luego-no-te-tiro-nunca-nada, yo me puse a aplaudir mediante gemidos. Ah, y también de hace un par de semanas es esta reseña de un concierto de Tigres Leones: Por fin turno para los invitados especiales, Tigres Leones, desde Madrid. Estuvieron cómodos sobre el escenario, pese a las caprichosas exigencias de una fan incontenida, tan adorable como impertinente:“¡Más rápido!”,“¡Más cuadros!”,“¡Más barbas!”.] Por favor, eh, no quiero nada de eso mientras YO hable. No me paguéis con la misma moneda, a mí pagadme con dinero.

¿Y de qué voy a hablar? -empezar párrafo con una pregunta es muy de “sé-de-lo-que-hablo”, atención- Pues hablaremos de los dietarios, sí, esas libretas donde se apuntan frases-párrafos que no dicen nada, páginas que juntas cuentan una vida (ojito! Qué tan bonita me ha quedado esta frase) Mi intención es hablar un poco de estos cuatro puntos. Gritaré como una máquina tragaperras contenta eso de ¡Un, dos, tres, cuatro! ¡Avances! Y trataré de hablar de los dietarios. Aquí, mis apuntes.

Al diario más importante lo denominaremos “AGENDA 2013” y está ordenado cronológicamente (de presente a futuro) mis nuevos planes -idénticas estrategias- de diversión y supervivencia: quedar para ir al cine con Miri, bajar andando a la Filmoteca con Isis, rodar pelis guarrillas con algún chico, grabarlas con los ángulos menos recomendados para el cine porno.

Al segundo diario lo denominaremos “LIBRETA NEGRA”. En esa voy apuntando sentimientos, es decir, la CARA B de la agenda, la carnaza pura y dura. Una pequeña transcripción, suave, un (SIC) inesperado: “Biblias superlocas que leen los sudamericanos en el metro de Madrid. ¿Qué pensarán ellos de lo que leo yo? Sucesión de palabras que leídas de corrido rápido sin pensar pueden llegar a hacerte sentir bien aunque no estés entendiendo NADA”).

Al tercer diario lo denominaremos “BOOGIE DE LA MUERTE”. Es una pequeña libreta donde voy apuntando el día a día de mis rupturas sentimentales. Es decir, sólo lo escribo cuando estoy IN THE MOOD FOR DESAMOR, minuto al minuto: “19:15 hoy he vuelto a casa después de tres días durmiendo con M. y le he dicho a P. que me iba a marchar definitivamente y me ha dicho que vale, que todo bien, que él también cree que lo mejor es dejar de vivir juntos y luego me ha preguntado si íbamos al McDonald's. Maldito cabrón, le digo de dejarlo y sólo piensa en el McDonald's. 23:15 venimos del McDonald's.
Al cuarto diario lo denominaremos “SU DIETARIO” son las notas que escriben los compañeros de cama de turno, los previstos y los imprevistos. Mi antepenúltimo ex novio escribió en su dietario 2012 algo así como “Noia molt maca, no es pentina i parla massa” el día que me conoció. Mi antePREpenúltimo ex novio describía en muchas libretas todos los cuernos que me ponía pero, eh, pero qué arte, qué poesía. Qué bien escribía. Sobre “todas ellas”.

"I wrote on hotel note paper.
And: "The other night,
When we were asleep in some Hotel bed, your breath
Moving through your voicebox
Made perfect harmonics."
I wrote a verse about "Your timpani breasts
and violin bow legs"


Seguramente justo antes de mi/nuestro (¿show? ¿actuación? ¿sermón de cura?) en el Primera Persona me ponga muy nerviosa y esté muy borracha y todo sea ESPERPÉNTICO y en ningún momento hable de nada relacionado con un dietario pero voy a cuidarme mucho, de igual forma que me prometo y me re-prometo que no beberé ni tomaré nada que no sean coca-colas y bocatas de chorizo este Primavera Sound, que voy a dedicarme única y exclusivamente a ver los conciertos, a disfrutarlos y luego escribir muchísimo sobre ellos. Bueno, no. Bueno, sí. Qué más da, si al final estaré de resaca una semana.

PD. Ah, y mi dietario bis es mi blog, el let's pretend we were drunk, ese es mi dietario pero sólo de los recuerdos inventados que total, qué más da recordar que imaginar.

Ainhoa Rebolledo
.